domingo, 19 de octubre de 2014

Camino de Santiago - Día 6: Cacabelos - Vega de Valcarce



Antes de nada, quiero dar mis más sinceras gracias a la enfermera anónima de Cacabelos que con su buena mano me ha curado las ampollas. De las muchas que hay, hoy apenas he tenido que tratar a una de ellas y estoy que ni me lo creo. Definitivamente, esta mujer está en la profesión correcta. ¿Y qué ha hecho ella de especial? La verdad es que nada de otro mundo: me ha pinchado las ampollas para que todo el líquido acumulado se drenara, un buen chorro de betadine, lubricante urológico para anestesiar el dedo y esparadrapos. Y es tan maja que incluso me regaló el bote de lubricante para que pueda seguir echándolo en los dedos antes de caminar, un encanto de persona 

Camino de Santiago - Dia 6


Pero volviendo al camino, hoy me he despertado bien gracias a que las ampollas estaban curadas. Salimos prontito de Cacabelos y avanzamos a buen ritmo. El hecho de que tuviera el pie mejor ayudó bastante incluso con las agujetas ya que los días anteriores pisaba mal por el dolor de las ampollas y esto hacía con que las piernas me dolieran más aún potenciando las agujetas. Hoy tengo cero quejas sobre este tema hahaha.  Además, el día estaba nublado y había un viento fresquito, estupendo para caminar. Ojalá todos los días de camino fueran así.

Durante el primer tercio del trayecto caminamos entre viñas, un paisaje muy riojano. Las uvas están ya listas para cosechar y antes del sol nacer ya habían agricultores trabajando en sus fincas.

Camino de Santiago - Villafranca del Bierzo

Llegamos a Villafranca del Bierzo sobre las 8 y pico, desayunamos en un excelente bar que encontramos por el camino, dimos una rápida vuelta por el pueblo (monísimo, por cierto) y seguimos avanzando.

Camino de Santiago - Villafranca del Bierzo

Los dos últimos tercios hemos caminado casi todo el rato entre el río Valcarce y la antigua N6, hoy poco utilizada porque justo al lado está la A6. Lo malo de los tramos paralelos a las carreteras es que 1) el ruido y el humo de los coches pueden ser muy molestos y 2) muchas partes del camino no están correctamente habilitados para los peregrinos y tienes que cruzar por en medio de la carretera /caminar por el arcén/compartir espacio con las bicis que suelen pasar a toda velocidad, etc.

Camino de Santiago - Dia 6


Ya sabiendo que la subida a O Cebreiro tiene fama de chunga, nuestro objetivo hoy era acercarnos al pie del monte a dormir y hacer la subida el día siguiente prontito cuando aún hace fresco. Tras la experiencia de bajar desde Foncebadón a medio día con el calor que hace, no queríamos repetirla subiendo O Cebreiro a estas horas.

Camino de Santiago - Dia 6

Llegamos pronto a Vega, mi mejora física ha venido un día más tarde de lo esperado pero aquí está, y se agradece (gracias!). Aun tengo el cuerpo cansado y los músculos dolidos pero ya no sufro tanto como los días anteriores. Esto ayuda a que avancemos rápido, lleguemos pronto al destino y tengamos más tiempo de relax por la tarde para recuperarnos para el día siguiente. Vamos, todo beneficios!

Camino de Santiago - Vega de Valcarce

Vega es una pequeña localidad, muy agrícola y con poco que ver. Nos hemos quedado en un albergue justo a la entrada del pueblo que es algo antiguo pero esta limpio (al final, supongo que la limpieza es lo que más importa en estos casos, o al menos eso pienso yo). El albergue es pequeño y somos apenas 5 personas durmiendo aquí esta noche, por lo que se respira paz y tranquilidad, algo que viene estupendamente para descansar.

Camino de Santiago - Vega de Valcarce

miércoles, 15 de octubre de 2014

Camino de Santiago - Día 5: Molinaseca - Cacabelos


Se supone que al quinto día las cosas van a mejor, pero sospecho que soy la excepción que confirma la regla. 

Camino de Santiago - Ponferrada


Pese a todos mis esfuerzos para curarme los pies, las ampollas siguen intentando sabotearme. Hoy me han salido unas cuantas más, tanto que he decidido dejar de contarlas. Tengo ya una por cada dedo del pie y alguna más extra por ahí, al menos la ampolla de la mano se ha curado ya.



Camino de Santiago - Ponferrada



El camino empezó, como siempre, pronto. Hacía fresquito por la mañana y llegamos a Ponferrada poco después de que el día amaneciera. Desde lejos ya se veía su castillo templario pero es cuando giras la última esquina y te lo encuentras de frente que la barbilla se te va al suelo y pierdes el habla. Precioso.


Camino de Santiago - Ponferrada


Infelizmente el camino no te deja mucho tiempo y energía para hacer turismo por lo que me voy apuntando pueblos a mi lista de sitios donde volver con más tiempo y Ponferrada sin duda está en ella.


Camino de Santiago - Dia 5

Seguimos avanzando y el sol, que pensaba yo ayer nos iba a dar una tregua, ha venido con fuerza, sobretodo en el último tercio de etapa donde no teníamos ni un solo árbol para escondernos. La solución era echarme litros de agua a la cabeza cada dos por tres.

Camino de Santiago - Dia 5

Los últimos kms de caminata me han recordado muchísimo a La Rioja ya que hemos caminado largo rato en medio de viñas. Para el que no lo sabe, los vinos de la zona del Bierzo tienen muy buena fama (bueno, no sólo el vino).

Debido al calor extremo y al cansancio acumulado, decidimos quedarnos a dormir en Cacabelos y como no hay mal que para bien no venga, al final agradecimos la decisión tomada al ver el albergue Municipal.

Camino de Santiago - Cacabelos

 En la finca de una de las principales iglesias, han adaptado una serie de espacios dobles para los peregrinos, no llega a ser una habitación como tal porque la parte de arriba esta semi-abierta comunicando así todos los habitáculos - escuchas todo lo que pasa en los espacios de ambos lados - pero aún así esta muy bien montado y te da algo más de privacidad.

Camino de Santiago - Cacabelos

Llegue tan agotada que dormí gran parte de la tarde, además hacia demasiado calor para estar en la calle. Cuando bajó el sol decidimos salir a comer algo y en medio del camino me encontré a otra peregrina que venia de curarse los pies en el centro de salud.

La mujer, muy simpática, me dijo que se había fijado en mis pies y que los tenia tan dañados como los suyos, me aconsejó que acudiera al centro de salud para que la enfermera echara un ojo. Obviamente, no me lo he pensado dos veces y allí me fui.

Camino de Santiago - Cacabelos

Tras media hora de pinchazos, medicinas y esparadrapos salí de allí semi -renovada y con una lista de recomendaciones para los próximos días.
Después de eso fuimos a cenar cualquier cosa por ahí y ahora a la cama porque mañana será otro día. Esperemos que el tiempo ayude porque tanto calor nos está friendo el cerebro.

lunes, 13 de octubre de 2014

Camino de Santiago - Día 4: Foncebadón - Molinaseca

Empezamos la bajada desde Foncebadón a las 6:00 y ha sido precioso caminar bajo el cielo con más estrellas que he visto en la vida. Madrugar tiene sus ventajas y estar en un pueblo aislado en la cima del monte también.

Camino de Santiago - Dia 3


Los primeros 11km hasta El Acebo han sido duros, mis tobillos se han unido a mis agujetas y al ya formado ejército de ampollas en su intento diario de sabotaje. Y denuevo he ganado yo gracias a todas las drogas proporcionadas por la farmacia.

Camino de Santiago - Dia 3

Pero volviendo al camino, el que se inventó el dicho de que "hacia abajo todo santo ayuda " no sabia lo que decía . Me he sentido una auténtica cabra montesa bajando en medio de un sendero de piedras, pero mucho más torpe y lenta, claro.

Camino de Santiago - Dia 3

Pues eso, llegamos a El Acebo y paramos a desayunar, el pueblo es precioso, sus casetas de piedra están restauradas y el hecho de que este ahí arriba perdido de la mano de Dios le da un aire mucho más suyo.

Camino de Santiago - Dia 3

El segundo tramo de bajada ha sido aún más duro, el sol ya empezaba a pegar fuerte, apenas habían sombras donde esconderse y me ha salido una ampolla en la mano por culpa del bastón (había que elegir: ampolla en la mano o cargarme las rodillas bajando sin bastón, la elección es clara, ¿no?)


En etapas anteriores, cruzas un pueblo cada pocos kms por lo que el camino se hace más llevadero pero lo chungo de hoy es que en los 20km de bajada solo hemos cruzado un único pueblo, por lo que el trayecto se ha hecho algo largo. Y además teníamos que ahorrar agua porque encima no habían fuentes donde repostar.

Camino de Santiago - Molinaseca

Cuando por fin llegamos a Molinaseca y me encontré con su piscina natural en el río, me sentí tal cual nómada en el desierto cuando ve a un oasis. Nadie ha sido capaz de sacarme de allí por lo que cambiamos el plan inicial de ir hasta Ponferrada y decidimos quedarnos aquí a dormir. 

Camino de Santiago - Molinaseca

En cuanto hicimos el checkin en el albergue, me puse el bañador y volví al río, su agua fría ha sido mano de santo para quitarme (aunque temporalmente) las agujetas de las piernas y el inchazon de los tobillos. 

Durante el checkin el hospitalero nos contó que hoy ha sido considerado el día más caluroso del año, por lo que no ha sido ninguna sorpresa encontrarme con todos los habitantes del pueblo metidos en el río.

Camino de Santiago - Molinaseca

Esta noche nos quedamos en un albergue privado que tiene muy buena pinta, tanto que está completo. Parece ser que no hemos sido los únicos incapaces de avanzar más por culpa del calor. Según nos han contado, hasta el 112 ha tenido de socorrer a algún que otro peregrino con problemas en la bajada del monte.
Y hablando en socorro, empiezo a fijarme en la rutina peregrina y hay momentos dignos de una foto: todos los días después de la cena la imagen más habitual es la de los peregrinos en sus literas curando las heridas de los pies mientras intercambian tiritas, medicinas y consejos para que las ampollas se sequen más rápido. No se si llamarlo solidaridad o empatia, o quizás ambos.

Mañana el objetivo es hacer unos 25km, parece que el tiempo ayudará porque este fin de tarde ha caído la típica tormenta de verano y además corre un viento fresquito. Esperemos que mañana este nublado y el sol no nos transforme en carne seca.

sábado, 11 de octubre de 2014

Camino de Santiago - Día 3: Astorga - Foncebadón

El día empezó muy pronto, a las 6am ya estábamos caminando. Los primeros 10kms han pasado rápido, hacia fresquito y casi nada de pendiente. 

Día 3 - Camino de Santiago

Poco antes de El Ganso los tobillos han empezado a rendirse y fuimos obligados a parar, poner hielo, drogarnos un poco más con pastillas analgésicas, alimentar los músculos con plátano al estilo Nadal y seguir hasta Rabanal del Camino. 

Día 3 - El Ganso

Han sido 7km sin ningún pueblo en medio, pero gracias a que el paisaje ha cambiado y ya no teníamos que aguantar kms de maizales, se hacía más llevadera la caminata. 

Día 3 - Camino de Santiago


Día 3 - Camino de Santiago


Rabanal es una monada de pueblo, es una pena que llegamos justo en el momento en el que todos los pueblerinos se juntaban en la iglesia para el entierro de alguien y obviamente no queríamos hacernos los turistas pesados metiéndonos en medio de un momento tan delicado.

Paramos en un bar a reponer fuerzas antes de la gran subida a Foncebadón, 5,6km de caminos de cabras bajo 30 grados y ni una pizca de viento. Avanzábamos despacio pero sin pausa, deseando que Foncebadón surgiera tras cada curva.

Día 3 - Camino de Santiago

Día 3 - Camino de Santiago

Al final hemos visto el pueblo, literalmente después de la última curva ahí haciéndose de rogar.

El pueblo ha sido abandonado en los 60's y hace no mucho algunos herederos han decidido revivirlo aprovechando el tirón de los peregrinos. 

Hoy nos quedamos a dormir en un albergue privado, pequeñito pero acogedor. El chico que lleva el local nos estuvo contando que su padre nació aquí y se marchó a los 11 años a la "ciudad grande" donde la vida era más fácil. No me extraña, el pueblo se queda aislado en invierno cuando nieva ya que ni las maquinas son capaces de abrir paso.

Día 3 - Camino de Santiago


Birra va, birra viene terminamos la noche con un mexicano tocando la guitarra acústica, un grupo de chinos grabando un documental sobre el camino para la televisión china y una cena casera que ha hecho de mi estómago un órgano más feliz.

Día 3 - Camino de Santiago

Hasta he conocido a un francés muy majo que me ha insistido en que cuide mis ampollas con su crema de ácido hialurónico que según él es lo mejor para que se cicatrice más rápido. Yo, obviamente, le he hecho caso.

Pero antes de irme, tengo que dar especial gracias a Spotify por proporcionarme música ilimitada mientras subo los Montes de León y a uno que me ha enganchado a la app (tu bien sabes que hablo de ti!). 


Y para los que me creen una llorica por quejarme tanto de mis ampollas, ahí os dejo la prueba fotográfica de que son muy reales y la celebración porque hoy no me ha salido ninguna nueva :)



jueves, 9 de octubre de 2014

Camino de Santiago - Día 2: San Martín del Camino - Astorga


El segundo día ha sido duro, no tanto por el camino pero por las agujetas acumuladas del primer día. Además, me han salido dos nuevas ampollas en la suela del pie, una en cada pie. Estupendo. 

Dia 2 - Camino de Santiago

Empezamos a caminar a las 7h pasadas, poco antes de que saliera el sol. Avanzamos bastante rápido hasta Hospital y Puente de Orbigo (6km) y decidimos parar a desayunar en un bar con vistas a su puente romano (s. XIII). 


Dia 2 - Camino de Santiago


El segundo tercio del Camino me dolió bastante por las ampollas, por el sol que quemaba y porque andamos muchos kms paralelo a la N-120 sin cruzarnos con ningún pueblo donde parar.


Dia 2 - Camino de Santiago

Ya hemos empezado la subida a los Montes de León aunque de momento hay poca pendiente. Antes de llegar a San Justo de la Vega, pasamos por una cruz desde donde teníamos preciosas vistas de nuestro destino y fin de etapa: Astorga.


Dia 2 - Camino de Santiago

Tras cruzar San Justo, fuimos casi obligados por nuestros pies a hacer un pitstop extra en el río Tuerto, justo al lado de su puente romano. Sus aguas frías y tranquilas nos han venido muy bien para relajar y refrescar los pies, os lo recomiendo. 


Dia 2 - Camino de Santiago

San Juan y Astorga parecían muy cerca desde arriba pero el trayecto se ha hecho bastante largo. Y con el sol de medio día calentándonos las neuronas, más aún. 

Hoy nos quedamos a dormir en el Albergue Municipal de Astorga, más sencillo que el de ayer y muchísimo más grande. El edificio que hoy ocupa el albergue era en el pasado uno de los muchos hospitales de peregrinos del camino, ¿te puedes imaginar cuanta gente ha pasado por aquí en los últimos siglos?

Estoy reventada, lo admito. Hicimos una pausa en el césped del parque de las murallas y me ha venido todo el bajón encima. Ayer me dijo un peregrino que los peores días son los primeros y que luego el cuerpo se acostumbra, lo repito como si fuera un mantra y espero que él tenga razón. 


Dia 2 - Camino de Santiago

Por si acaso nos pasamos por una farmacia y nos gastamos es presupuesto de un día en tres cajas de compeed, el gel más fuerte que había para dolores musculares, jeringuilla y betadine para curar las ampollas y, como no, más pastillas para el dolor con un plus de cafeína. Mañana caminaremos drogados, de eso no hay dudas.


Y además, mañana tenemos unos 26km hasta Foncebadón así que ando bastante preocupada ya que hasta ahora el desnivel ha sido mínimo. Pero veamos el lado positivo, después de terminar de cruzar los montes de León a pata estaré más buena que la Globeleza.


Dia 2 - Camino de Santiago

Esperemos que esta noche ninguno de mis 9 compañeros de habitación ronquen tanto como los de ayer porque mañana la idea es madrugar mucho y salir a las 6am evitando así el sol de medio día en el último tramo: la subida de Foncebadón. 



Ah, y antes de que se me olvide: hoy es el último día de las fiestas de Astorga, hemos pasado un agradable rato en la Plaza Mayor viendo un grupo folclórico asturiano bailando jotas típicas. Precioso.

martes, 7 de octubre de 2014

Camino de Santiago - Dia 1: León - San Martín del Camino

El día empezó pronto, cogimos un tren desde Valladolid a León a las 6:00 y dos horas más tarde ya estábamos caminando. El primer día todo es muy bonito, tienes toda la energía del mundo, ninguna agujeta y tampoco ampollas, sin hablar de las ganas en empezar ya a caminar. Esto ha ayudado a que pudiéramos avanzar los primeros 10kms bastante rápidos hasta Valverde de la Virgen, donde tuvimos que hacer una parada para poner tiritas en los pies porque las botas ya empezaban a rozar anunciando ampollas en breve. 

Dia 1 - Camino de Santiago

No me he quejado de haber madrugado más que el sol para coger el tren a León (madrugar definitivamente no es lo mio), y tras 10kms andando y las tres primeras ampollas dando señales de vida aún seguía con ganas de más. Pero tengo que confesar que los siguientes 15kms se han hecho eternos, sobretodo entre Villadangos del Páramo y San Martín. Fue entonces cuando empecé a comprender todos los relatos de peregrinos que he leído y que decían que la llanura castellana puede ser dura. 


Dia 1 - Camino de Santiago 

Desde Villadangos del Páramo hasta San Miguel del Camino hay una linea recta con plantaciones de maíz por ambos lados, tanto que puedes ver a San Miguel al fondo mientras caminas. No se si el hecho de que puedas ver San Miguel es bueno o malo, porque realmente parece mucho más cerca de lo que está. En este momento, tengo que dar mis más sinceras gracias a los muchos conductores que te pitan y saludan desde la carretera cuando pasan por ti. Es como un soplo de ánimo muy bienvenido.

Dia 2 - Camino de Santiago

He de decir que no soy una persona muy deportista, apenas me he preparado para el camino y tengo un aguante pulmonar = cero para cualquier actividad física. Una persona mejor entrenada seguramente habría hecho este tramo sin que se le cayera una sola gota de sudor, pero no solo de deportistas está hecho el mundo, ¿no? 

Cuanto más cansada estaba, más despacio caminaba y por lo tanto mas lenta se hacia la etapa alargando el sufrimiento que tenia en aquel momento. Era como un bucle, o quizás como una bola de nieve que se va haciendo tan grande que ya no puedes cargar con ella. El sol ya calentaba bastante para la hora que era, no había ni un solo árbol en los últimos kms donde escondernos y las piernas parecían que habían corrido un maratón. En estos momentos te das cuenta que en el Camino, tu fortaleza mental es mucho más importante que la física, y cuando crees que no puedes más... resulta que sí puedes.


Dia 1 - Camino de Santiago


Tras horas andando y haber oído incontables "venga cariño, que solo nos quedan unos pocos kms más", llegamos a San Martín y entramos en el primer albergue que anunciaba "Menú del Peregrino". Mala elección: el menú era lo más graso que podía haber, la ensalada sabia a vinagre de bote (todos los ingredientes - excepto la lechuga - eran de botes de conserva) y en el momento de pagar nos enteramos de que la bebida no iba incluida aunque en la publicidad lo anunciaran como su fuera un menú completo. Nos enfadamos tanto con el albergue que decidimos buscar otro lugar donde dormir, volvimos entonces a la entrada del pueblo donde habíamos visto un albergue con hamacas colgadas que no salía de mi cabeza y la verdad es que la elección ha sido estupenda.

Dia 1 - San Martin del Camino


El albergue que elegimos es pequeño, pero está nuevo y muy limpio, los hospitaleros han sido muy educados, el precio es lo que se espera de un alojamiento de peregrinos (ni ha sido el mas caro, ni el más barato donde hemos dormido) pero lo mejor de todo es que tienen su propia huerta y la cena está hecha con productos cultivados por ellos. Nada que comparar con la comida grasa de medio día.


Dia 1 - San Martin del Camino 


Pasamos el resto del día tumbados, relajando y cuidando de los píes para que aguantaran mejor el segundo día. Esta vida de Peregrino ya me estaba empezando a gustar...

domingo, 5 de octubre de 2014

El Camino de Santiago en dos semanas

Quien me conoce sabe lo enamorada que estoy de España y todo lo relacionado con ella, por lo que no es ninguna sorpresa escuchar de mi boca lo mucho que siempre he querido hacer el Camino de Santiago, no por la religión, ni por el santo, ni por Santiago de Compostela (donde ya he estado antes) pero por el camino en si.

Este mes de septiembre cumplo 8 años en suelo español, así que he decidido regalarme el Camino a mi misma porque yo me lo merezco hahaha :)

Las ganas eran de hacerlo entero, desde Saint Jean Pied de Port (FR) hasta Finisterre, pero debido a la falta de vacaciones suficientes para tantos kms, he optado por hacerlo desde León hasta Santiago (13 etapas) en los 15 días que conseguí libres.

Aparte de leer el relato de muchos otros peregrinos, estudiarme algo de las etapas y albergues del camino y hacer una visita de última hora al Decathlon para comprar mochila, confieso que me he preparado más bien poco. Aprendí que cuanto más me preparo para un viaje, más de decepciono con él ya que espero muchas cosas que luego no se cumplen. Decidí ir con la sorpresa y solucionar cualquier tema que surgiera sobre la marcha, así la jornada se hace más entretenida.

Hace ya tres semanas que hemos terminado el Camino, y repito lo mismo que he dicho todos los días desde entonces: está hecho para masoquistas. Sufres mucho físicamente, tienes que controlarte mentalmente para no venirte abajo es muchos momentos, pero siempre terminas el día con una sensación agradable, de libertad. 

Aun guardo conmigo las cicatrices de estas dos semanas: un par de uñas moradas en los pies, la piel de las muchas ampollas que no han terminado de regenerarse, alguna que otra picadura de mosquito que insiste en no desaparecer...Solo ahora he tenido tiempo de ver los archivos de la tarjeta de memoria y confieso que me ha entrado la morriña, las ganas de volver a sufrir todo de nuevo unos días más.

Así que he decidido ponerme con las manos en la masa, organizar los archivos y editar los textos del diario del Facebook para publicarlo aquí en el blog durante los próximos días. Coged las palomitas y  el guaraná que tendréis bla bla bla mio para largo.