martes, 10 de febrero de 2015

Roadtrip por el oeste de Estados Unidos - Enero 2015

Ufff, 2015 empezó intenso y se me acumulan las fotos. Y solo ahora tengo tiempo de poner las del último roadtrip por Estados Unidos en orden. Así que ahí va.

 Durante la breve preparación del viaje, teníamos el mismo problema de siempre: mucha cosa que ver para el poco tiempo disponible. Hasta hemos pensado en concentrar todo nuestro tiempo en solo visitar Las Vegas y alrededores pero al final la vena masoquista ha hablado más alto y terminamos haciendo lo de siempre, roadtrip express.


o Grand Canyon o

Llegamos a Las Vegas el sábado por la noche después una conexión en Nueva York. Estábamos tan cansados que lo único que hicimos fue cenar unas hamburguesas del chef Gordon Ramsay e irnos a dormir. Dicen que es la mejor hamburguesa de Vegas, y la verdad es que estaba riquísima. 

El domingo madrugamos para ir al Grand Canyon National Park, a 4h de viaje en coche. Felizmente el tiempo ayudó y la lluvia que cayó durante el viaje de ida desapareció en cuanto llegamos al parque. Y vaya parque, para dejar a cualquiera sin palabras. 

Grand Canyon


o Fremont Street Experience o

En el Downtown de Las Vegas encontramos el Fremont Street Experience, una calle cubierta con un panel de luces enorme. En ambos lados, casinos, bares y locales de striptease, al final de la calle una DJ toca para unos pocos, son casi las 19h y muchos de los que allí están aguardan para ver su famoso espectáculo de música y luces que se repite todas las noches a cada hora, desde las 19h hasta la media noche.

Fremont Street


o The Venetian o

Por la noche nos fuimos de paseo al The Venetian y sus canales venecianos. El local la verdad es que está bien logrado, copiado de la Venecia original hasta el último detalle. Los gondoleros hasta cantan a cambio de una buena propina.

The Venetian


o Treasure Island o 

Terminamos la noche cenando en el Gilley's BBQ, que además del restaurante cuenta con un Saloon para que los afficionados a la musica country puedan bailar. Y, por tener, tiene hasta toro mecánico. La entrada del restaurante está justo al lado del barco pirata del Treasure Island, fácil de encontrar.

Treasure Island


o Flamingo o 

Nos hemos alojado en el Flamingo, no tanto por sus comodidades pero si por la ubicación, justo en el centro del Strip. Todas las mañanas saludábamos a sus moradores más ilustres - los flamingos rosas del jardín - antes de cruzar la gran sala del casino repleta de maquinas tragaperras, mesas de blackjack y ruletas.

Flamingo


o Hoover Dam o 

A apenas 48km de Las Vegas encontramos la Presa Hoover, construida entre 1931-1936 justo en la frontera entre los estados de Arizona y Nevada, en el río Colorado. Todo un clásico de la ingeniería americana. 

Hoover Dam


o Las Vegas o 

Después de pasar la mañana en la Presa Hoover, volvimos a Vegas a ver lo que nos quedaba de la ciudad antes de seguir con la ruta, empezando por una foto en su clásico cartel, icono del Strip.

Las Vegas


o Caesars Palace o

Muchos de los que habéis visto la película Resacón en Las Vegas reconoceréis este hotel, que presume de película en sus tiendas donde puedes encontrar sudaderas con diálogos de los actores. En medio del paseo por sus pasillos decorados al estilo griego, se me acerca el de seguridad para contarme que "a finales del pasillo y luego a la izquierda" hay una presentación de muñecos articuladas que vale la pena ver. Allá fuimos, y de paso nos hemos comido un cheesecake en The Cheesecake Factory, justo en frente a un enorme acuario que bien merece una pausa para ser apreciado.

Caesar Palace


o Bellagio o 

Después de un rato viendo casinos, todos te empiezan a parecer muy similares, excepto cuando hablamos sobre el Bellagio. Nada más entrar por la puerta encuentras un techo con 2000 flores de cristal soplado hechas a mano y, en medio del amplio salón,  un caballo de brillantes. Ahora imagínate los demás pasillos. 

Bellagio


o Las Vegas Strip o 

La calle más famosa de la ciudad reune 18 de los 25 mayores hoteles del mundo, y un rápido paseo por sus 6.4km es suficiente para darte cuenta de ello. Las Vegas es todo a lo grande. Las Fuentes del Bellagio, la Torreo Eiffel del Hotel Paris, el Puente del Brooklin en medio de  la acera y la montaña rusa alrededor de la Estatua de la Libertad. 

Las Vegas


o Death Valley o 

El plan para el lunes era conducir hasta San Francisco pasando por el Death Valley y pese a que nos costó 12h llegar a nuestro destino, la decisión ha sido acertada. Pronto os publicaré más fotos.

Death Valley


o Lake Tahoe o 

Tras cruzar el Death Valley, intentamos seguir hacia San Francisco pasando por Yosemite pero debido a las últimas nevadas las carreteras estaban cortadas y nuestra única opción era pasando por Lake Tahoe. Llegamos a esta famosa destinación a finales de la tarde y como aún nos quedaban algunas horas de carretera y hacía un frío polar, no tardamos mucho en seguir viaje.

Lake Tahoe


o San Francisco o 

San Francisco amaneció con bastante bruma aquel martes. Durante todo el día el Golden Gate insistía en esconderse, haciéndose de rogar. Nos dedicamos entonces a patear la ciudad y luego, a la puesta del sol, volvimos al mejor mirador de Sausalito para cerrar el día de lujo.

San Francisco


o Pacific Coast Highway o 

El miércoles por la mañana dejamos San Francisco hacia atrás para bajar hasta Los Angeles por su imprescindible Pacific Coast Highway, una carretera impresionante que bordea la costa de California. Bajamos por el Big Sur y sus preciosos acantilados, comemos en el restaurante con la mejor vista de la carretera, visitamos los elefantes marinos que descansaban en las playas y finalmente, terminamos el día en un hotel de Los Angeles.

Big Sur

Highway 1

En la zona de Piedras Blancas encontramos miles de elefantes marinos tumbados plácidamente en las playas, que por cierto no tienen acceso para peatones. Aunque no bajes a la arena puedes pasear por su barandilla de madera construida para que los visitantes saluden a los bichos.

Highway 1


o Los Angeles o 

El día por la meca del cine también ha sido rápido, desayunando en pueblo que dio origen a la actual Los Angeles, visitando las estrellas del Paseo de la Fama, buscando el cartel de Hollywood, comiendo en el Pier de Santa Monica y volviendo a Las Vegas porque el día siguiente había que volar pronto a casa.

Los Angeles

Y tras 1997 millas de carreteras americanas (lo que viene a ser 3213 km), volvemos a España.