miércoles, 17 de noviembre de 2010

Gran Muralla - China


La Gran Muralla China es una antigua fortificación construida y reconstruida entre los siglos V a.C. y  XVI para proteger la frontera norte del imperio Chino durante las sucesivas dinastías imperiales de los ataques de los nómadas xiongnu de Mongolia y Manchuria.

Contando sus ramificaciones y construcciones secundarias, se calcula que tiene 8.851,8 kilómetros de largo, desde la frontera con Corea hasta el desierto de Gobi a lo largo de un arco que delinea aproximadamente el borde sur de Mongolia Interior, aunque al día de hoy sólo se conserva un 30% de ella.


En promedio mide de 6 a 7 metros de alto y de 4 a 5 metros de ancho.


En su apogeo, fue custodiada por más de un millón de guerreros.


Gran parte de la muralla tiene fama de ser el mayor cementerio del mundo, ya que aproximadamente 10 millones de trabajadores murieron durante su construcción. No se les enterró en el muro en sí, sino en sus inmediaciones.

Los materiales usados son aquellos disponibles en los alrededores de la construcción. Cerca de Pekín se utilizó piedra caliza, mientras que en otros sitios se utilizó granito o ladrillo cocido.


La muralla fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987.