lunes, 9 de enero de 2012

Cuevas de Altamira - España


El descubrimiento de las Cuevas de Altamira se debe al azar. En 1869 un cazador que buscaba a su perro se encontró con un extraordinario conjunto de grutas.


El hecho pasó desapercibido hasta que seis años después, Marcelino Sáinz de Sautuola, arqueólogo aficionado, sabiendo por un campesino del descubrimiento de la vastísima gruta, decidió comenzar las excavaciones en el depósito del relleno del interior de la gruta. Las investigaciones continuaron hasta que en el verano de 1879 du hija descubrió en la oscuridad las primeras pinturas. "Papá, mira esos toros pintados", exclamó la muchacha. 


Santuola publicó su descubrimiento en 1880, convencido de que aquellas pinturas rupestres se remontaban realmente a la prehistoria, pero la teoría del arqueólogo español chocó contral el escepticismo general y Santuola murió sin haber podido demostrarla. Su teoría no fue aceptada por los ambientes científicos hasta 23 años más tarde, en 1902.


El grupo más impresionante de imágenes (todas del mundo animal) está pintado en el techo de un espacio que a fin de cuentas no está demasiado lejos de la entrada. Sin embargo, en diversos pasillos del intrincado laberinto de las cuevas se encuentran también otros dibujos y pinturas de gran vivacidad.


La cueva se encuentra en Santillana del Mar, Cantabria (España) y fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1985 por la UNESCO en el conjunto llamado "Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del norte de España". Este conjunto también incluye a otras 17 cuevas del País Vasco, Asturias y Cantabria, todas con pinturas prehistoricas.


Hace unos 13.000 años la entrada de la cueva se derrumbó sellandola y permitiendo la conservación de sus pinturas y grabados y del yacimiento arqueológico en sí, lo que explica la alta calidad de las pinturas pese la edad que tienen.


Debido al deterioro de la cueva por los visitantes, se restringió su acceso y se construyó, junto a la cueva original, las nuevas instalaciones del Museo del Altamira y la Neocueva, réplica fidedigna y minuciosa de la original.


FUENTES: 

HOLLINGSWORTH, Mary. Historia del Arte, Tikal Ediciones, Madrid.
Wikipedia
www.cuevamuseoaltamira.com
www.museodealtamira.mcu.es


Quizás también te guste...


Cueva de Lascaux (Francia)

Cuevas de Mogao (China)

Cueva de las Manos (Argentina)